La transición a la nueva versión de CFDI 3.3 ha sido complicada para algunas empresas, que siguen cometiendo algunos Errores al facturar usando la nueva versión. Aquí enlistamos algunos de los más comunes:

Claves de producto o servicio

Aún actualmente, hay varios emisores que no usan adecuadamente el catálogo de claves del SAT, y usan indiscriminadamante claves genéricas o erróneas. Si te resulta complicada la lista de claves del SAT, puedes recurrir a ésta herramienta que te facilitará identificar con mayor facilidad la clave que corresponde a tus productos y/o servicios.

Dejar conceptos “Por definir”

Tanto cuando se trata de las formas y métodos de pago, o en uso del comprobante, es común encontrar que se usa el concepto “Por definir”, el cual debe ser utilizado únicamente cuando, en el primer caso, el pago no se haya recibido o se recibirá en parcialidades (PPD).

En el caso de “uso del comprobante”, no especificar el uso puede generar conflictos posteriormente al clasificar los comprobantes adecuadamente, además de potenciales sanciones una vez que el SAT haya concluido el periodo de gracia.

Diferenciación entre anticipo y parcialidad

Según los requerimientos del SAT, los pagos en parcialidad o diferidos (PPD) se deben clasificar a su vez en dos tipos muy bien definitos:

Anticipo:

“Cuando se realice un pago en una operación en dónde:

a) No se conoce o no se ha determinado el bien o servicio que se va a adquirir o el precio del mismo.

b) No se conoce o no se ha determinado ni el bien o servicio que se va a adquirir ni el precio del mismo. “

Parcialidad:

“En el caso de operaciones en las cuales ya exista acuerdo sobre el bien o servicio que se va a adquirir y de su precio, aunque se trate de un acuerdo no escrito, y el comprador o adquirente del servicio realiza el pago de una parte del precio”

Uso del domicilio fiscal

Si bien propiamente no es un error, considerando que el SAT no exige ésta información en el CFDI 3.3, considera que basta con solicitar el RFC de tu cliente para emitir el comprobante. Cualquier información adicional relacionada con el domicilio, puede llegar a ser una carga administrativa adicional al realizar tu facturación.